martes, 3 de octubre de 2017

Menús Especiales ¡¡FIESTAS DEL PILAR 2017!!

Queridos amigos/as y lectores de El Paladar Crítico:

Las Fiestas del Pilar son famosas en toda España y, me atrevería a decir, que en el mundo entero. Son un ejemplo de convivencia , de respeto y de diversidad, a pesar del enorme incremento de población que visita la ciudad de Zaragoza. 

Siempre es interesante tener en cuenta unas buenas propuestas gastronómicas para el 12 de Octubre y también para el resto de los días de las fiestas, así que aquí va una pequeña selección de El paladar Crítico para todos vosotros/as:

RESTAURANTES RECOMENDADOS CON MENÚ ESPECIAL PILAR 2017:

EL CHALET c/ Santa Teresa (Sector Plaza san Francisco )













PALADÚ (Pierta Cinegia Gastronómica, Plaza España)










PANETTONE (c/ Bolonia 11-13) Pasaje Bolonia (Sector Sagasta/Damas)





















TORRE BARRIL c/ María Guerrero  (Sector Aragonia/Gómez Laguna)











EL SERRABLO c/ Manuel Lasala (sector Fernando El Católico/ Parque Grande)















MÁS OPCIONES INTERESANTES.
RESTAURANTE MARENGO:
LA BODEGA DE CHEMA.
EL MORRUDO
LA FILOXERA.

¡¡¡¡ FELICES FIESTAS PILAR 2017  Y BUEN PROVECHO!!!!


sábado, 23 de septiembre de 2017

Restaurante "Ama Leku".

Restaurante "AMA LEKU".
Dirección: Paseo de Sagasta, 37. Zaragoza
Facebook: Ama Leku.
Zona: CENTRO. Sector: Sagasta.
Tipo de Cocina: De mercado con inspiración vasca. Especialidad en pescados salvajes.
RESERVAS: 976 21 53 66 y 607 482 121

Estimados amigos/as y lectores:
  En el afán constante de daros a conocer establecimientos de interés gastronómico, regresamos del verano con ímpetu descubridor y con un establecimiento muy especial que, si sois amantes del pescado, va a resultar todo un descubrimiento, así que no os perdáis esta valoración. El restaurante está situado en el señorial Paseo de Sagasta, en un edificio modernista de techos altos.

El restaurante "Ama Leku", en su nombre ya lleva implícito ese guiño a la cultura vasca, cuya tradición culinaria es mundialmente conocida por su calidad de producto, buen hacer y creatividad. "Ama leku", traducido, sería "el lugar de la madre", y los dueños han querido que el nombre fuese un homenaje a las madres, a su cariño y sacrificio (también en los fogones). En la cocina del "Ama Leku" oficia como cocinero Txema , cuya familia proviene de Bilbao. En gerencia y sala le apoya Gloria, su mujer. En comedor cuentan con otra persona, también profesional de sala. 

El comedor  del "Ama Leku" tiene una capacidad de unas 25-30 plazas como máximo. La finalidad es no apurar el espacio entre comensales y poder dar una atención esmerada. Más de un restaurante opta por esta filosofía que evita saturar comedores y cocina.
                                            Zona de espera y Cava climatizada para vinos
                                                 Detalle del comedor del "Ama Leku"
                                              Decoración típicamente marinera el "Ama Leku"
                                                Uno de los coquetos rincones del restaurante.
El "Ama leku" trabaja con una filosofía muy personal, con recomendaciones de pescado y marisco siempre según lo mejor que pueda encontrar en las lonjas del Cantábrico. Por lo tanto no encontrarán menús diarios ni de degustación, y tampoco se trabaja una carta propiamente dicha, sino basada siempre en el producto del mar. 

No obstante, si se quiere uno hacer una idea inicial de la cocina del restaurante, se puede optar por probar varios entrantes o platos ligeros, que es lo que yo hice, pues los pescados salvajes (rodaballo, pargo, sargo, lubina, etc.), por su tamaño, suelen ser para degustar entre dos personas como mínimo. Imprescindible reservar, sobre todo si se es un grupo o una familia numerosa, pues la capacidad del restaurante es limitada. Para grupos existe la posibilidad de diseñar una comida o cena personalizada. Y ahora, vamos ya a entrar en materia con los platos.
Aperitivo de la casa.
Siempre se agradece un detalle para abrir boca y, en este caso, se trata de unas originales croquetas de "Gilda". Sí, en efecto, inspiradas en la tapa del mismo nombre (la banderilla con guindilla, anchoas y oliva) y con el mismo producto. Al partirlas se aprecia ese inconfundible aroma a guindilla picante, aunque las croquetas no pican demasiado, así que no hay que asustarse y pedirlas. Unas croquetas de altura, como deben ser: crujientes por fuera y melosas y cremosas por dentro. Muy ricas. 



Ceviche de langostino con guacamole natural, sal negra y pimentón de La Vera (Plato recomendado)
todos los lectores  y seguidores de El paladar Crítico saben que soy un gran amante de los tartares, ceviches, carpaccios y elaboraciones japonesas realizadas con pescados crudos (sushi, sashmi), por lo que los ceviches son uno de mis platos preferidos. los he probado de muchas clases y en países diferentes (el Latinoamérica hacen algunos realmente deliciosos per bastante picantes). Éste ceviche se muestra muy bien presentado a nivel visual, con el langostino cortado a modo transversal. De este modo se impregna muy bien en el aliño, que estaba muy acertado y con ese toque cítrico que le va tan bien a los ceviches. El langostino presenta una estructura firme y carnosa. Un ceviche muy apetitoso y fresco, y , por tanto, lo recomiendo.
Callos de bacalao. (Plato destacado y recomendado).
Los callos de bacalao no son tan conocidos como los de carne, pero mantienen también una textura muy gelatinosa. Se hacen con una parte muy concreta del pescado  que contiene un alto índice de gelatina y son muy ricos en proteínas y vitaminas. Quizá éstos sean los mejores callos de bacalao que he comido en mucho tiempo. Sobre una base de calabacín tierno, se presentan con un par de remos, a modo de trainera, como las típicas embarcaciones del norte de España. Adornados con un tomatito cherry partido por la mitad que le aporta un toque de frescura y cítrico que nos sirve para limpiar un poco el paladar de gelatina y refrescarlo cuando nos apetezca. Muy carnosos y gelatinosos, con muy buen punto de cocción y de sal (es un plato que no es nada fácil de dar el punto). Un plato que deseo tanto destacar como recomendar. Les va a sorprender. 
Anchoa del Cantábrico frita acompañada de col Kale. (Plato recomendado).
Otro plato que me ha gustado mucho y que contiene pocos secretos, aunque hay que saber darle este punto de perfección. Unas anchoas fritas del Cantábrico, de primerísima calidad y perfectamente limpias,  recubiertas con copos de patata y sobre una cama de una col oriental, también frita, denominada Kale, y que le va perfecta como guarnición de acompañamiento. Unas anchoas de diez, muy carnosas y sabrosas. La col Kale, cortada a trocitos, aporta un contrapunto crujiente al plato (me recuerda a los trigueros a la plancha y al alga japonesa wakame, como una simbiosis de ambas) y liga muy bien con el sabor de la carne de la anchoa o bocarte (como lo llaman en el norte). Otro plato sobresaliente del "Ama Leku".
Huevos negros. (Plato destacado)
Estos "huevos negros"son una curiosa variante de huevos rotos elaborados con chipirón de anzuelo en su tinta natural y acompañados de un huevo frito que corona el plato. Se presentan sin romper a la vista del comensal y luego se rompen para que la yema y la clara del huevo, aún calientes, se fundan con los chipirones. El resultado es una verdadera delicia para el paladar. Un plato para saborear despacio, sin quemarse, disfrutando de cada bocado. La láminas de patata (fritas en la casa), le dan un contrapunto y aporte de textura crujiente al plato. De nuevo, un diez.

POSTRE.
El restaurante "Ama Leku" dispone de una oferta de postres, todos ellos caseros y elaborados en la casa. Entre ellos: una torrija de crema pastelera con helado de vainilla, Un flan casero con crema de arroz con leche. Un hojaldre con crema de castañas y chocolate negro, sorbetes variados, etc... Como a estas alturas no estaba para muchos postres caseros, opté por un refrescante sorbete de limón casero.
Sorbete de limón con lima.
Un sorbete abundante, presentado en copa, acompañado de ralladura de lima natural. Realmente muy bueno. Con el punto de dulzor muy controlado (no me gustan nada los sorbetes con demasiado azúcar y además no son nada saludables si lo llevan en exceso). Muy rico y fresco, perfecto para bajar la comida y aliviar, casi al instante, esa sensación de habernos quedado llenos. Excelente.





Como resumen, el restaurante "Ama leku" practica una cocina de mercado,  de influencia vasca y marinera, con un producto muy fresco y con unos pescados (realmente su especialidad) que, ahora mismo, dentro de la ciudad, por calidad y frescura son insuperables. Sus adecuados tratamientos en cocina y puntos de cocción por parte de Txema, su cocinero, les dotan además de una personalidad y calidad a la hora de degustar en la mesa que los convierten en unos platos de pescado sobresalientes. Por todo ello, si les apetece saborear un pescado bueno, bueno de verdad (y la relación calidad-precio es más que correcta, no sobrepasando los 50-60 euros por persona), o son amantes del pescado y marisco en general, desde luego este es el restaurante que deben visitar. Los mariscos suelen ser de encargo para que lleguen vivos y se consuman en el acto, así que si desean algo concreto de marisco (por ejemplo bogavante del Cantábrico) hay que encargarlo previamente al restaurante. Y ahora, me permito transcribir una breve entrevista que realicé a Gloria, la propietaria del Ama Leku, para saber algo más de la historia de este restaurante de nombre vasco pero aragonés.
ENTREVISTA.
1) Hola Gloria.  ¿Por qué Ama Leku como nombre para el restaurante? Un nombre muy vasco.
Respuesta: Nosotros queríamos que el nombre del restaurante fuese un homenaje a la madre. Al cariño y esfuerzo de las madres. Txema, es de Bilbao, así como toda su familia, así que decidimos ese nombre.
2) Háblame un poco del origen y trayectoria del "Ama Leku"?
Respuesta:  Aunque sus orígenes son extremeños, Txema, como buen bilbaíno, es un apasionado de la cocina, y hace ya casi veinte años, decidimos abrir un restaurante que se llamó "Amalur" , que significa "Madre Tierra", y que estaba ubicado en la céntrica calle de San Miguel. Después, decidimos cambiar de zona y de nombre y nos fuimos a la calle León XIII ya como Ama Leku. 
3) ¿Cuanto tiempo en total de trayectoria en restauración y hostelería?
Respuesta: En Zaragoza llevamos pues ya un total de 18 años dedicados a la hostelería si contamos todo el tiempo desde que abrimos el primer restaurante. Siempre con especialidad en pescado salvaje que raemos de diversas lonjas del Cantábrico: Santander, Galicia y Asturias. 
4) ¿Por qué esa hincapié en pescados y no tener un asador vasco tradicional?
Respuesta: La verdad es que observamos que, en una ciudad grande como Zaragoza, no había un restaurante en el que pudieses disfrutar y degustar un pescado salvaje de calidad. Asadores o restaurantes de "tipo vasco" ya había alguno, y las marisquerías eran de un nivel bastante flojo. Nos lanzamos a cubrir ese hueco y la verdad es que nos ha ido bien. Tenemos un público fiel que nos conoce y nos sigue, y, normalmente, quien nos descubre y viene por primera vez, suele repetir. Nos gusta mimar mucho al cliente desde que entra por la puerta.
5) ¿En el Ama Leku sólo hay pescados? 
Respuesta: Fundamentalmente sí, pero hay mucha variedad si contamos toda la gama de pescados azules,salvajes y de roca. También trabajamos el marisco de encargo y en preparaciones también frescas como el ceviche de langostino. La carne la dan en muchos sitios, aunque no es imposible tomarla siempre y cuando sea de encargo, pero normalmente no la trabajamos. 

Y, después de esta entrevista, vamos con las calificaciones del restaurante "Ama Leku":

Restaurante "Ama leku"
Tel. Reservas: 976 215 366 y 607 482 121
Ubicación y entorno: 10
Cantidad: 8,5
Calidad: 10
Creatividad: 7,5
Atención y servicio: 9
Global: 9







jueves, 3 de agosto de 2017

Restaurante de la Hospedería "El Batán" (Tramacastilla, Teruel). :

Estimados amigos/as y lectores/as:


 Hospedería-restaurante "El Batán".
Dirección: Carretera Comarcal  1.512, Km. 43. 
44112 TRAMACASTILLA (Teruel). Sierra de Albarracín. 
Tel. Reservas.. 978 70 60 70












 En esta ocasión, "El Batán", el restaurante que vais a descubrir de la mano de El Paladar Crítico se trata de un lugar muy especial que, actualmente y desde el año 2013, posee una prestigiosa Estrella Michelín (la francesa, pues ya sabéis que este gastro-espacio web otorga la Estrella "Miguelico", variante en tono humorístico de la verdadera estrella gastronómica gala tan codiciada por muchos restaurantes).


Comentar a modo de curiosidad, que esta Hospedería se encuentra en un antiguo lavadero de lanas, y su nombre proviene de las antiguas máquinas que se utilizaban para transformar tejidos abiertos en tupidos, creando mantas. Dichas máquinas funcionaban con la fuerza hidráulica del agua, como los antiguos molinos romanos, y estuvieron en servicio desde el siglo XII  hasta finales del XIX. En Aragón, en la localidad de Fiscal (comarca de Sobrarbe) se puede visitar uno de los pocos museos de batanes que existen en la península, "El batán de Lacort".
                                                         Muestra de antiguos "Batanes"

En unas instalaciones que conservan el sistema de agua que ponía en marcha los batanes, la restauración y actualización del edificio ha permitido a sus propietarios (maría José Meda y Sebastián Roselló), crear un lugar mágico para disfrutar de la naturaleza, la calma y la buena gastronomía a todos sus huéspedes y visitantes.
                                            Detalle de la hermosa Hospedería "El Batán"
Isabel actúa como jefe de cocina y Sebastián de la sala, un hermoso comedor con ese sabor que sólo estas antiguas construcciones pueden ofrecer, conservando el toque rústico pero con todas las comodidades.
                                                             Recepción de "El Batán"
                                                                 Zona del comedor

                                                Otra zona del restaurante "El Batán"
Dentro del restaurante, hay dos claras opciones, además de la carta, para disfrutar de la gastronomía de El Batán, un menú más tradicional con platos típicos de la zona para los que no son amigos de lo vanguardista, y el Menú Gourmet, opción que por unos 60 euros por comensal, nos permite disfrutar de toda una experiencia gastronómica de un restaurante con estrella Michelín, y que incluye además un maridaje de los platos con cuatro vinos seleccionados, en esta ocasión: Gewürztraminer 2016 de Viñas del Vero (D.O. Somontano), Enate Chardonay fermentado en barrica 2015 (también Somontano, ambos excelentes vinos blancos para mi gusto), como tinto, una garnacha centenaria de bodega Coto de Hayas (D.O. Campo de Borja), otro vino con muy buena relación calidad-precio-sabor. Para amenizar los postres, nada mejor que un Néctar PX (Pedro Ximénez) de la D.O Jerez, una delicia dulce para el paladar. Vamos ahora ya a entrar a comentar y valorar los platos. Tras un cóctel de bienvenida, comenzamos con 2 aperitivos cuya función es predisponer y entrenar al paladar para degustar todo lo que irá viniendo después. Para desarrollar esas labores, se ha optado por un "Sushi Roll de longaniza de Aragón" y un "Tabulé de quinoa con verduras"
Tabulé de quinoa con verduras.
Con sus toques cítricos nos limpia el paladar, nos lo refresca en esta época tan calurosa, y nos hace salivar para poner en marcha las papilas gustativas. Muy bien presentado como corresponde a un restaurante de esta categoría.





Sushi Roll de longaniza de Aragón. (Entrante destacado)
Al igual que en la elección de los vinos, la identidad aragonesa va a ser una constante en cuanto a producto aunque la concepción de los platos entre en el terreno de la modernidad o vanguardia. En esta ocasión, el paladar se pone ya a toda máquina con esta original "tapa" de inspiración japonesa que nos pone a salivar como locos y (a mí por lo menos) me deja con ganas de repetir y comerme, al menos, media docena. Por ello deseo destacar este entrente que me ha encantado. de Diez.
Texturas de ensalada.
Éste sería propiamente el primero de los platos (aunque en realidad ya llevamos dos pases). Se trata de una ensalada deconstruída en cuanto a productos y texturas. Muy original, de un cromatismo muy hermoso y con una amalgama de sabores que se combina a la perfección con ese jugo verde producto del licuado de un mézclum de lechugas y que se emplata a la vista del comensal. Un comienzo sobresaliente.

Perla negra bañada en licuado de manzana y lima (Plato destacado)
Una ostra impecablemente presentada que va bañada en un licuado de manzana y lima para aportarle ese toque cítrico imprescindible para saborear y disfrutar de este delicioso molusco bivalvo. con una cama de hielo pilé por debajo para que esté bien fría, esta ostra se merece el calificativo de perla negra por su frescura, textura y sabor a mar intenso reforzado por esa decoración de alga wakame que queda a potestad del comensal si desea mezclarla o comerla por separado, antes o después.Yo casi recomiendo cambiar el sabor del plato anterior con el alga y, después, saborear de lleno este manjar de los mares. Otro de los platos que me han gustado especialmente y por ello lo destaco. Otro 10. 
Ceviche de lubina, perrochicos, vegetales de Aragón y leche de tigre.
Visualmente atractivo, quizá éste sea el plato que menos me ha convencido a pesar del trabajo que lleva detrás. Creo que debería llevar más variedad de pescado/ marisco para aportar más riqueza de sabores y texturas. El sabor de la lubina queda muy plano y no me termina tampoco de convencer la amalgama de sabores que no se logran distinguir con facilidad. 


Alcachofas con jamón de Teruel y fondo de soja-verduras. (Plato recomendado que se puede tomar también en carta).
Con un acabado y presentación muy lograda, el maridaje con un blanco barrica de este plato (que también se puede pedir en carta si optamos por es opción) es plenamente acertado debido al difícil maridaje de las alcachofas. perfecta también la combinación con el jamón de Teruel (otro guiño al buen producto de la zona) y he de decir que el fondo de soja-verduras me ha encantado y es una salsa que le va genial al conjunto del plato. Un notable alto para estas alcachofas.
Yema trufada en tempura y sopa de miso. (Plato destacado)
Otro nuevo guiño a la cocina japonesa-oriental (las alcachofas y el maki de aperitivo ya lo tenían también) para otro plato sobresaliente. Como los propios haikus japoneses, de una sencillez no exenta de complejidad. Con una tempura finísima que esconde una yema que es una pura delicia cuando de derrama en el paladar acompañada de su capa rebozada. la sopa de miso combina a la perfección en otro plato que, para mí, está logradísimo. otra sorpresa de este interesante menú Gourmet.










Fondue de trufa, boletus y parmesano. (Plato destacado)
Y seguimos en alza, con el que, para mí, quizá sea el plato más conseguido de este espectacular menú degustación. Se presenta humeante, aunque no se aprecie en la foto, lo que le confiere una mayor espectacularidad visual en cuanto a la presentación. A priori no aparenta la combinación maravilosa de sabores que, perfectamente ligados, inundan el paladar de una sensación indescriptible. Hay que saborearlo lentamente para apreciar los aromas (a trufa y a seta boletus ) y, en especial, los sabores  de esos tres manjares de predominio tierra que, combinados con el queso parmesano, son una auténtica bomba de placer gastronómico. Otro 10 con este plato. Y, si no llevo mal la cuenta, van ya tres dieces.







Dorado de foie y Sauternes.
En este noveno pase (si, ya van nueve presentaciones), encontramos un plato que, si bien me parece de transición, su originalidad le aporta unos puntos extra, además de ser una apuesta segura en cuanto a combinación y maridaje Foie y vino de Sauternes, todo un clásico en el vecino país galo. Su sabor característico al ser un vino blanco dulce afectado por el hongo Botrytis, lo que se aprovecha ex-profeso para conseguirlo (la llamada podredumbre noble de la uva), pues aporta mayor concentración de azúcares y ácido tartárico.Una jeringa contiene el preciado Sauternes y lo combinamos con el foie bañado en oro comestible. Equilibrio y tradición en un plato con presentación de vanguardia.
Lomo de atún rojo premium, sésamo y guacamole-wasabi. 
Otro plato de inspiración japonesa que va a lo seguro apostando por la calidad. Con un atún rojo de la casa Balfegó (el premium), el de máxima calidad. Todas las salsas y elementos a combinar ligan a la perfección. El sésamo le da un ligero toque crujiente y el tataki de atún está en su justo punto. Otro sobresaliente y una apuesta segura.



Suprema de vaca, risoto  de trigo  y fumé. (Plato destacado)
Acompañado de una panceta ahumada y un queso ligeramente gratinado de la zona de Albarracín que combinan con un solomillo de vaca curada muy rico. Otro de los platos que me han gustado mucho y que deseo destacar, pues siendo la buena carne un clásico, han sabido darle un aporte de modernidad sin olvidar el buen producto autóctono y las raíces de la zona. El risotto de trigo, también perfecto en punto y textur y ese detalle de la ramita de romero que se agradece y, por qué no, va genial con la carne si queremos darle ese puntito aromático. El cuarto 10.
VAMOS CON LOS POSTRES.
Sorbete de limón, aire de su piel y pipeta de gin
Un sorbete de gin tonic al estilo "Batán" que yo , particularmente, colocaría tras el último plato para bajar la comida y aligerar la sensación de llenado, por eso lo pongo aquí y no tras surtido de quesos que es donde realmente va. Muy natural en cuanto a sabor, poco dulzón, con un predominio amargo. Perfecto.



Quesos y texturas.
Recordad que este surtido de quesos de diversas texturas va antes del sorbete de limón. De más cremosos a más curados, ese es el orden que yo aconsejaría a la hora de degustarlos y saborearlos. Excelentes quesos de la zona de Albarracín que tienen, entre otros, dos Cheese Awards, los premios más importantes a nivel mundial. Un postre delicioso y tradicional cuyo toque de vanguardia un chupito de aire de queso muy particular...

Pompas dinámicas de frutos del bosque.
Quizá uno de los postres (y platos) con más toque de vanguardia, sobre todo en cuanto a su presentación y forma de degustarlo. los frutos rojos no son mis preferidos dentro de los postres, pero el esfuerzo y trabajo que lleva este plato merece sin duda un notable. Quizá cuatro postres (tres si excluímos el sorbete) sean muchos a estas alturas. Ahí lo dejo...pero todo depende de lo laminero (goloso) que sea uno...













Chocolate, crema de queso helada, chip de almendra y gel de piña. (Postre destacado)
Para mí, sin duda, el postre estrella. Una combinación arriesgada que hace que este postre tenga de todo: frescura por la crema helada y la fruta, el chocolate negro (uno de los reyes de los postres), el aporte de la textura crujiente con el chip de almendra (la teja de almendra con el café llega ya cuando estamos demasiado llenos y no se disfruta, aquí sí), y el gel de piña aporta cremosidad a la par de frescor y recuerdo de nuevo de la fruta. Un diez.

Como comentario final, he de decir lo siguiente: El restaurante de la Hospedería "El Batán", desde que yo lo descubrí en 2004 (prácticamente en sus inicios), ha evolucionado muchísimo. De una carta de platos tradicionales de la zona bien elaborados (que aún conserva entre la oferta), ha evolucionado muchísimo en estos dieciocho años desde su apertura (en 1999). Se cuidan todos los detalles desde que el comensal entra y llega a la mesa. los panes (hechos por ellos mismos) de setas, de algas, etc... son una verdadera delicia y una de las muchas sorpresas que os esperan en este establecimiento. Y qué decir de los aceites y los productos de la zona (trufa y setas de la sierra y los bosques de Albarracín). Mº José es un ejemplo de trabajo y superación (apoyada por el también incansable trabajo de Sebastián). La humildad, la constancia, el trabajo y el buen hacer les ha llevado  a lograr un Sol Repsol y, en el año 2013, esa codiciada Estrella Michelín que tan pocos restaurantes reciben en su vida. Placa al Mérito Turístico de Aragón en el 2007, Mª José Meda es diplomada en cocina y en trabajo social, y quizá esa sensibilidad que tiene para cocinar sea también partícipe de su sensibilidad como persona. Amantes de la buena gastronomía, se recorrieron los mejores restaurantes de España y tuvieron ocasión de cambiar impresiones con figuras como Ferrán Adriá, entre otros. Ahora están inmersos en un  nuevo proyecto gastronómico que va a dotar al restaurante y la hospedería de unas nuevas instalaciones que van a suponer la creación de toda una nueva experiencia para los sentidos y el paladar. Aquí van, en primicia absoluta, algunas de las fotos de lo que va a ser este nuevo espacio vinculado a la naturaleza, al agua y a la buena gastronomía.
                                               Detalle del nuevo Espacio Gastronómico



Restaurante-Hospedería "EL BATÄN".
Ubicación y entorno: 10
Ambiente y decoración: 9,75
Cantidad: 8
Calidad: 10
Servicio: 10
Creatividad e innovación: 9,75
Global: 9,58333


lunes, 24 de julio de 2017

La Posada de Santa Ana (Tramacastilla, TERUEL)

Hotel-Posada rural "La Posada de Santa Ana.
Dirección: c/ Era el Rubio (Tramacastilla, TERUEL)
Teléfono reservas:  978 70 61 12 y 652 807 769
Mail: info@laposadadesantaana.com
Webhttp://www.laposadadesantaana.com/












Estimados amigos/as y lectores/as:

Sería imperdonable que no les diera a conocer este mágico establecimiento que he disfrutado durante mis breves vacacione. Se trata de "La posada de Santa Ana", un Hotel Rural con encanto enclavado en plena sierra de Albarracín, situado en la localidad de Tramacastilla (Teruel), no hay que confundirla con Tramacastilla de Tena (hermosa también localidad del pirineo aragonés).  

"La posada de Santa Ana" se define a sí misma como un hotel de descanso. La calma, la naturaleza en estado puro y la tranquilidad y el aire puro son desde luego pilares fundamentales e ingredientes imprescindibles para el viajero de ciudad que busca realmente desconectar del estrés urbano, oxigenarse y descansar.    
                                                          Terraza anexa al comedor.
                                                      Comedor para desayunos y cenas

Sus vistas, su comedor, su gran terraza y la belleza y el gusto en la decoración predominan en todas las estancias y habitaciones, tanto en el exterior como en el interior, dotándolas de confort y amplitud. El toque personal de Clara, su propietaria y directora, se respira en cada rincón de este impresionante caserón rural enclavado en lo alto de un cerro montañoso desde el que se divisa un valle entre riscos y nubes.






                                                  DETALLE DE LAS HABITACIONES



Además del senderismo, los deportes de montaña son una opción para quien busque emociones, el running, la bicicleta de montaña o los paseos a caballo forman parte de esta oferta más dinámica que se puede solicitar desde la misma posada.  
                                                              Vistas espectaculares.
Algunas habitaciones disponen además de una terraza propia para disfrutar aún más de las espléndidas vistas de la serranía y de la localidad de Tramacastilla que se divisa desde lo alto, como si nuestra vista fuera la de un águila de las que anidan en los cercanos riscos.
                                   Las maravillosas terrazas de "La Posada de Santa Ana"

Y, ahora, me gustaría obsequiaros con algo muy especial, una entrevista que he realizado a la encantadora propietaria de "La posada de Santa Ana", Dña. Clara Benito para que me contase algo más sobre la génesis y el alma de este excepcional hotel rural con encanto.

                                  Clara en un rincón del fabuloso comedor del "Santa Ana"
-Vamos con unas cuantas preguntas, Clara, y gracias por esta entrevista:
EL PALADAR CRÍTICO
1) ¿Cómo surge la idea de lanzarte a crear un hotel como éste?
CLARA: - "Yo no quería salir de mi entorno, de mi lugar de origen, además había estudiado hostelería en Teruel y quería tener aquí mi propio puesto de trabajo".
EL PALADAR CRÍTICO
2) ¿ Por qué un Hotel en lugar de empezar por una casa rural y por qué el nombre de "Posada de Santa Ana"...?
CLARA: - Ahora existe mucha oferta de turismo rural, pero cuando yo decidí entrar en ello la oferta era muy reducida. Había que dar servicio de comedor además de desayunos y alojamiento, y yo había estudiado hostelería y conocía todos los aspectos de gestión y servicio, así que me plantee desde un principio un negocio principal y serio. Respecto al nombre, Santa Ana es la patrona de Tramacastilla y quería rendir de alguna manera un homenaje a mi pueblo.
EL PALADAR CRÍTICO.
3) Poniendo en la balanza los "pros" y los "contras", ¿Es satisfactorio llevar un negocio de turismo rural? 
CLARA: - La verdad es que sí.  Hay un contacto directo con los clientes que no se tiene en un hotel tradicional. Te permite además conocer  personas interesantes que no suelen usar los alojamientos habituales y buscan algo diferente. Hay también clientes europeos que recorren una larga distancia (belgas, rusos, etc.) que ya tienen residencia en la costa y se desplazan aquí cuando pueden para hacer turismo interior de calidad. Hay una complicidad con los clientes que es impagable. Y de los clientes malos no merece la pena acordarse...aunque te sirve también para aprender. Actualmente la mayor parte de la clientela es gente agradable.
EL PALADAR CRÍTICO.
4) ¿Que tal posicionada está hoy día "La posada de Santa Ana? ¿Cómo le afectó la crisis?
CLARA: -La crisis fue dura, especialmente del 2010 al 2013-14. A partir del 2015 se empezó a notar mejoría poco a poco. En cuanto a la presencia, las guías en papel han perdido toda su fuerza. Hoy día, además de páginas como Booking o Tryp Adviser los blogs turísticos y gastronómicos tienen mucha importancia y la gente los sigue mucho. También hemos hecho una página web: www.deportealbarracín (entrenamiento en altura) que ha potenciado el negocio.
EL PALADAR CRÍTICO.
5) Y, por último, ¿que te gustaría añadir Clara si tuvieses que realizar un balance desde el año 2004 hasta ahora?
La verdad es que es un negocio sacrificado, hay que estar muy encima, pero también tiene momentos muy gratificantes. En el año 2015 vino un equipo directamente de Hollywood y con un reparto internacional para rodar "La promesa" ("Promise", 2016) y se alojaron aquí, un filme sobre el imperio otomano dirigido por Terry George y protagonizado por el ahora archiconocido Oscar Isaac.
EL PALADAR CRÍTICO.
Que bueno...la verdad es que la comarca de Albarracín ha sido muy cinematográfica, recuerdo que hace ya unos cuantos años se rodó basada en la obra de Ramón J. Sender "Valentina: Crónica del alba" (1982, Antonio José Betancor) por estas tierras con el gran Anthony Quinn y un entonces niño Jorge Sanz, y fue un auténtico revulsivo para la zona. Recuerdo que un año después se rodó una segunda parte con Miguel Molina y Cristina Marsillach, pero ya sin el gran Anthony Quinn. Bueno Clara, ha sido un verdadero placer estar alojado aquí disfrutando de estos paisajes y de tu hospitalidad. Yo tuve la suerte de alojarme aquí ese primer año y fue una muy grata experiencia. Todo parece igual que entonces, aunque de haber cambiado algo, sin duda habrá sido a mejor...

La "Posada de Santa Ana" es ,sin duda, un sitio mágico. Un lugar para soñar, para vivir y respirar en calma y libertad. Un verdadero paraíso para los sentidos...No dudéis en descubrirla...merece la pena.